martes, 17 de febrero de 2009

90 días de penitencia (15)

Desayuno:
· Café cortao
. Tostada con aceite

Desayuno en el Instituto. Es lo que hay, nada de integral, pero bueno, un día es un día.

Almuerzo:
· Tomates con queso fresco
· Pollo al ajillo
· 1 vaso de vino tinto
· Un trozo de pan integral.
· Fresas al cava


Corto en rodajas un tomate y los alterno con ruedas de queso fresco. En el centro una aceituna negra y por encima aceite, sal y orégano. Así de simple y de rico.
Tomo una pechuga de pollo y la troceo en cuatro o cinco partes. En una sartén caliente, pongo una lámina de aceite de oliva y refrío el pollo en ella. Bajo el fuego, añado tres dientes de ajo cortados en tres o cuatro pedacitos cada uno y tapo la sartén. Poco a poco, si tenemos el fuego al mínimo, se irá haciendo una salsita y el pollo se terminará de hacer. No hace mucho tiempo, con veinte minutos es suficiente, pero cuidad de que no se pegue el pollo y si hiciera falta, añadid algo de agua o de zumo de limón, a gusto de cada cual. Se sirve el pollo en el centro del plato y se añade la salsa por encima, terminándose de decorar con perejil muy picadito por todo el plato.
Tomamos buenos fresones de Huelva, les quitamos los pedúnculos y los partimos a lo largo y a la mitad. Se dejan en un recipiente, rociados con algo de vinagre, no demasiado, se mezclan bien y se cierra con papel transparente el recipiente, dejándolo en la nevera al menos una hora antes de servirlos, regados con cava de Almendralejo, de Utiel - Requena o catalán, previamente enfriado. El resto del cava se sirve al resto de los invitados. Nosotros, con prudencia.

Merienda:
Nada. Hoy se me ha ido el santo al cielo y cuando me he querido dar cuenta eran las ocho de la tarde, así que ya espero a la cena. Bebo agua, que también es muy bueno para la dieta.

Cena:
· Crema de verduras
· ½ vaso de vino tinto
· Un trozo pequeño de pan integral.
· Dos peras de agua


Corté en pedacitos algunas verduras: nabo, calabaza, zanahoria, calabacín, apio, acelgas… las que tenía en casa. Las puse en la olla con media pastilla de caldo concentrado y lo puse todo a hervir cubriéndolo suficientemente con agua. Cuando estuvieron bien cocidas, sólo tuve que quitar las ramas de apio, el tallo lo dejé, y lo pasé todo por la minimpimer añadiendo un chorreón de aceite de oliva y sal. Tengo para esta noche y para dos o tres días más. Pero los niños darán cuenta de esta cremita porque está la mar de buena.

4 comentarios:

juan lopez dijo...

solamente un aportacion sobre las ramas del apio.al igual que los tallos,las partes interiores y de color verde limon son sabrosisimas crudas en ensalada o en sopas y las verdes oscuras y exteriores son amargas.
si mezclas las hojas pequeñas e interiores con pepino cortado en cubos,guindilla fresca,jugo de limon y yogur natural,aceite y sal queda una ensalada deliciosa.
y otro aperitivo dietetico y refrescante consiste en triturar tallos de esparragos blancos con su agua(caldo de la lata),zumo de lima,sal y 2 cucharadas de mahonesa,colar por un chino y guarnecer con las puntas de los esparragos y unas laminas finas de jamon o unos berdigones.
animo!!!

Bernardo Romero dijo...

Vaya, tron. Cuando vengas a Huelva, que creo que es tu tierras, no dejes de avisarme, que nos tenemos que tomar una caña. O dos. Un abrazo y gracias. Las dos recetas van pa'lante. Estupendo.

El Pincho Moruno dijo...

Hola Bernardo.

Perdona la ausencia pero es que ahora estoy en una zona como muy rural y no tengo ni cobertura para internet (funciono a traves de modem movil) y para acceder tengo que aviarme desde algun fijo que se ponga a tiro por lo que decidi quitar los comentarios pues no puedo responder, asi que de momento estoy out hasta que o bien tenga cobertura, pille vacaciones o pueda colgar algo desde otro ordenador.

Espero lleves bien la dieta y animo que son dos dias.

Saludos.-

PD: Estare en contacto a traves de tu Blog (cuando pueda).-

Bernardo Romero dijo...

Vaya, tronco. Pues me tenías asustado. Cuando estés por Sevilla, o por Huelva, me das un toque en el blog o en el correo electrónico (bernardoromero@terra.es) y nos conocemos. Leí lo del 2CV y es genial, también tengo esos momentos grabados en la memoria, y una lambreta con la que íbamos y veníamos de Huelva a Sevilla, y todas esas cintas de los Pink Floyd... y el Silvio en la barbería que el barbero puso de pub inglés durante un tiempo, y las fiestas en Arquitectura, y el Salta la tapia... vaya tiempos, tronco. Un abrazo y hasta pronto.
Quitaré el aviso del blog, que ya has aparecido.