lunes, 16 de febrero de 2009

90 días de penitencia (14)

Desayuno:
· Zumo de naranja
Tostada de pan integral con jamón york
Me he levantado tarde. Zumito y pan integral tostado con una lámina finísima de jamón york.

Almuerzo:
· Tomatito canario relleno de caballa
· Atún con tomate y patatas
· Vino tinto (con moderación)
· Pan integral y roscos
· Manzana


Llegan ahora unos tomatitos canarios pequeños y la mar de curiosos. Tienen sabor, así que me compró unos cuantos para rellenarlos del siguiente modo: Les corto la parte superior alrededor del tallo, los vacío y los dejo bocabajo para que escurran bien. Parto queso blanco en daditos pequeños, lo mezclo con un arroz cocido sin nada, más un poco de filete de caballa en aceite de oliva. Con esto bien mezclado relleno los tomatitos. Ahora batimos en un bol aceite, vinagre, sal, una cucharadita de mostaza y un poco de miel. Echamos un poco de esta mezcla por encima del tomate, del relleno como es natural, y espolvoreamos con orégano. Yo me tomo tan sólo uno, porque estoy a régimen, pero están para comerse dos o tres.
Además de la ventresca, compré un taco de atún la mar de bonito, pero atún, atún, rojo de almadraba, de Isla Cristina. Hoy comemos atún. Cortamos el taco en rodajas de unos cien gramos o algo más, según tipo y peso del comensal en cuestión. Para mí, de 120 gramos. Ponemos la plancha a calentar y cuando está bien caliente pasamos los filetes, vuelta y vuelta, de forma que se forme una costra por ambos lados pero que quede crudo en su interior. Los dejamos en un plato, tapados y apartaditos. En una cazuela amplia ponemos media cebolla cortada en juliana y cuatro tomates bien maduros sin piel ni pepitas. Lo haremos con poco aceite. A refreír hasta que estén el tomate y la cebolla bien pochados, unos diez minutos más o menos. Ahora añadimos dos patatitas medianas peladas y troceadas, damos unas vueltas y echamos un vaso de vino blanco del Condado, más el agua que sea necesaria para cubrir las patatas. Dejamos que hierva unos veinte minutos y le ponemos sal y pimienta a gusto. Ahora sólo faltará echar las ruedas de atún que teníamos reservadas y esperar a que tomen el sabor del guiso, unos diez minutos será suficiente.
Para terminar vuelvo a los postres, porque ayer tuve el día libre y hoy he cocinado el atún que tenía de ayer, y este plato debe andar por arriba de las cuatrocientas calorías. Demasiadas para mi body.

Merienda:
· Te con hierbabuena
Y un poquito de Mozart en el picú.

Cena:
· Revuelto de espárragos trigueros y setas
· Vino blanco del Condado (Mioro Gran Selección)
· Pan integral
· Yogur desnatado con sabor a no sé qué fruta


Paso por la sartén primero los espárragos trigueros, cortados a trozos hasta que la parte de abajo se resiste. A continuación echo un diente de ajo laminado en la sartén y espero un minuto que tome calor y color, entonces añado un champiñón o dos, según tamaño, y una seta de cardo, o dos, también según tamaño. Bato dos huevos como para tortilla, con su poca de sal y pimienta, y echo este batido sobre los champiñones y los trigueros, que los he incorporado de nuevo al lío. Doy algunas vueltas y antes de que se empiecen a cuajar por debajo, aparto del fuego la sartén y sigo batiendo con una cuchara de madera. Cuando la sartén pierde calor, la acerco de nuevo al fuego, y así otra vez más. Ya para entonces los huevos estarán bien revueltos con las setas y el plato para presentarlo adornado con un poco de cebollino picado fino por encima.
El yogur es de unos que he comprado con un letrero que dice 0% materia grasa. Son de sabores, pero cuando abres la caja, sólo vienen los sujetos sin más, así que a no ser por el color, y casi todos tienen la misma tonalidad, no sabes de qué son. Se toma uno y de regalo, llevas la sorpresa de saber de qué coño es el yogur.

6 comentarios:

JUAN LOPEZ dijo...

anHAS PROBADO A RELLENAR EL TOMATE DE LA MISMA MANERA PERO CON UNA VELOUTEX DE SALMON Y YERBABUENA Y ASARLOS A FUEGO LENTO EN EL HORNO??? NO SON TAN DIETETICOS PERO RESULTAN UNA DELICIA Y EN CUANTO AL PLAN...RESIGNACION!!!

Bernardo Romero dijo...

Lo de asarlos a fuego lento, me parece mucho mejor que como lo hago yo. Desde luego es lo ideal. Gracias, Juan. En cuanto a lo del salmón, creo que no es muy grasiento y no me debe ir demasiado bien para la dieta que sigo, ya que te puedo asegurar que va en serio (y lo estoy notando). El caso es que tengo que reducir peso, pero sin perder mi costumbre de confundir placer con nutrición, quiero decir que no pienso cumplir con una dieta estricta, sino procurar comer más sano y ya está, pero disfrutando de la buena mesa (en la medida de mis posibilidades). Gracias por asomarte a mi blog. Si tienes recetas que puedan ser bajas en calorías y divertidas, mes las cuentas y te lo agradeceré infinito. Bueno, tronco, un abrazo. Ah, y lo de los veintisiete años, te los cambio sin mirar, ja, ja, ja...

Zapateiro dijo...

Muy bueno lo del yogur, jajajajaja.

Un beso;)

Bernardo Romero dijo...

Vaya, Zap, me alegro de verla a usted por aquí, pero no se ría que todo esto es real como la vida misma. Un beso... a ver si me sale bien... ;) Ahí está, dabuten. Otro beso.

CRISTINA dijo...

q ricos los munffissssssssssssssss¡¡¡¡¡¡¡¡¡
me puedes dar la receta???????????????

Bernardo Romero dijo...

Pues por ahí debe de andar, porque los hice el otro día. Ah! me alegro que te gustaran.
nota: recuerda qué día fue y por ahí deben andar. Besos.