domingo, 2 de diciembre de 2018

temporada de caza


Los niños me han dejado solo, mi novia -que ahora dice que no es mi novia- no quiere venir a verme, y mis colegas se acuestan muy tarde los sábados -y todos los días- por lo que andarán todavía en el catre. Total, que como estoy solo me voy a hacer una perdiz escabechada con alubias, que el otro día me regaló un par de ellas Rafa el de Trigueros, que es cazador, y no el Pérez, que ese solo me da disgustos porque me lleva por ahí a esos sitios con música muy alta y gente danzando para arriba y para abajo y, qué quieren que les diga, al final termino mareao. En fin.
Alubias con perdiz escabechada
ingredientes:
  • perdiz
  • alubias
  • laurel
  • cebolla
  • ajos
  • pimiento
  • chorizo
  • vino blanco
  • romero
  • tomillo
  • perejil
  • pimentón
  • pimienta 
  • sal
elaboración:
Por un lado las alubias, que las habremos puesto en remojo la víspera. Y aquí el primer truco, el agua del remojo se tira, pues se inicia la actividad enzimática y ahí se va parte del almidón y otras cuestiones que tienen que ver con la mala digestión posterior -otro truco, como saben o deberían saber, es masticar bien-. Pues nada, que las alubias se pondrán a cocer con agua limpia, media cebolla, una hoja de laurel, dos ramitas de perejil, pimentón, pimienta y sal. Ea, a la olla exprés como un cuarto de hora o veinte minutos como mucho será suficiente.
Por otro lado escabechamos la perdiz, ¿cómo? Pues poniéndola en escabeche. Es broma, veamos. En una cazuela pondremos aceite a calentar con dos dientes de ajo a los que daremos un golpe, una ramita de tomillo y otra de romero, antes de que los ajos empiecen a dorarse se añade la perdiz -yo le separo antes los muslos y las alitas, para que se haga mejor-, se le dan vueltas para que se haga bien, y se añade media cebolla picada, un pimiento pequeño también picado, tres rodajas de chorizo y le vuelca por encima un vaso de vino blanco, pimentón, una rama de perejil, pimienta y sal. Se casi cubre de agua y se deja hacer hasta que veamos que la perdiz está tierna.
Pues ya vamos acabando. Bastará sacar la perdiz y pasar todo lo demás por el chino para agregarlo a la olla en la que están las alubias, que se pondrá de nuevo en el fuego pero ya descubierta y añadiéndole agua si hiciera falta o fuera menester. Cuando la perdiz se haya enfriado un poco se deshuesa -las alitas y los muslos, como es natural, no- y se añade todo a las alubias que tenemos en el fuego. C'est fini troncos.
Si no estáis solos como yo, entonces hacéis lo mismo pero con dos o tres perdices, según. Ya si sois más de seis, mejor ir por ahí a comer y a beber, a reír y a decir chorradas, que es como mejor se pasa. Un abrazo per tutti.

sábado, 17 de noviembre de 2018

Recuperando fuerzas

Con ciertas edades no se debería salir mucho, ni trasnochar, ni beber tanto. Pero por mucho propósito de enmienda que tengas, a poco que te toquen las palmas, ya andas danzando por ahí hasta las tantonas. Pues bien, un par de días en casa sin salir, una aspirina efervescente, un par de mandarinas, y una ensalada de hígado nos pueden ayudar algo. En fin, para qué os voy a contar.
Aliño de asadura
ingredientes:
  • asadura
  • cebolleta
  • culantro o cilantro verde si sois de fuera
  • vinagre
  • aceite
  • pimienta
  • sal
elaboración:
Asar la asadura, preferentemente sobre brasas de carbón de encina, pero si no estáis en disposición de tenerla, pues sobre la plancha y ya está. Siempre hago esta ensalada con asadura de cerdo ibérico, pero el carnicero no tenía ni de cerdo ni de cordero, de modo que compré un trozo de hígado de vaca, y creo que es la primera vez que la hago con asadura de vaca.
Bien, pues una vez asado el trozo de asadura, entero, se le quita la parte quemada del exterior y todo el interior, que debe haber quedado prácticamente como si fuera un paté, se trocea y se aliña. Por encima se pondrá cebolleta y culantro (cilantro para los forassteros)

domingo, 11 de noviembre de 2018

con lo que hay

Un melón bastante saborío y unos champiñones estupendos me han servido para hacer una nueva versión de la ensalada de setas con ajo y perejil que suelo hacer cuando tengo tanas o tentullos. También he metido culantro en lugar de perejil, porque a mí me gusta el culantro, y un pimentito del piquillo fresco, que para eso los tengo plantados. Ahí va la propuesta.
Ensalada de champiñones y melón
ingredientes:
melón
champiñones
pimiento rojo para decorar, cortado finísimo
ajo muy picadito
limón
un hilo de aceite
culantro
pimienta
sal
elaboración:
Pues miráis en la foto y más o menos la hacéis de esta manera o como os plazca, pero la combinación es divertida en cuanto a texturas, tiene un ritmo cromático bastante apetecible y es buena de sabor. Más no se puede pedir. En cuanto al pimiento, usad uno rojo cualquiera, pero cortado finito, más que nada es para el sabor, aunque la textura más crocante, también le viene bien a esta ensalada.

sábado, 10 de noviembre de 2018

Descubrir lo nuestro


Algo tan simple como unos riñones con setas, y tan exquisito, anda perdido en nuestra cocina más habitual, en los platos nuestros de cada día. Es una elaboración fácil, barata, y rica de verdad, además de nutritiva, pero nada, no la hacemos nunca, ¿a que sí?
Pues vamos a hacerla. Oído al parche.
Riñones con setas
ingredientes:
  • riñones
  • setas (de temporada, champiñones, un bote de setas en conserva...)
  • cebolla
  • ajos
  • pimienta
  • pimentón
  • perejil
  • sal
  • vino blanco
  • tomillo (optativo)
  • romero (optativo) 
elaboración:
Pues nada, simplemente se dejan los riñones al menos un par de horas en agua con vinagre y se enjuagan bien. Ya está. Lo demás es más simple que un cubo (el de rubik no cuenta).
Cebolla y ajos para hacer un refrito y cuando la cebolla esté transparente se añaden los riñones, dos vueltas y media para añadir entonces pimienta, pimentón, perejil y sal. Dos vueltas más y vino blanco, que si es un oloroso del Condado pues mejor, pero vino blanco normal y corriente también vale. Se le pondrá un poco de tomillo y de romero si os apetece y si no pues nada. Ea, a que era fácil, churritas mías de mi alma. Pues ahí tenéis, por tres perras comida para seis personas y de calidad. Condieu.