jueves, 17 de julio de 2008

Para los valverdeños

Al margen de la excelente cocina valverdeña (y el libro de sor Eusebia Palomino, que lo utilicé - y lo tengo en la bibliografía - para mi "Huelva en su salsa"), os quiero dar pistas de un plato simple y sumamente apetitoso. A Luz de Gas y a Zapateiro, pero obviamente a todos quienes se encajan por este blog dedicado a la cocina onubense y a todo lo que se me ocurre.
Si os gustan los platos especiados y afrutados, este es el vuestro. Se trata de un pollo al curry acompañado de arroz basmati con ciruelas pasas. Pero vamos a lo que vamos, que no es otra cosa que elaborar un delicioso
Pollo al curry.- Tomamos una cebolla de esas moradas y grandotas y la picamos fina. En una cacerola ponemos una lámina de aceite de oliva y echamos la cebolla picada. La dejamos a fuego lento hasta que se ponga transparente, entonces añadimos el pollo, lo rehogamos en el refrito de cebolla y cuando cambia de color, lo sacamos. En la cazuela de la cebolla que sigue pochando echamos una copita de vino oloroso seco del Condado (Mioro, de la Cooperativa Vinícola, si puede ser, que es extraordinario y además no veas como está, fresquito, a media mañana, a media tarde o a la hora que sea), tapamos la cazuela y dejamos el fuego bajito. A los dos o tres minutos, destapamos la cazuela y la retiramos del fuego. Batimos todo esto en la batidora eléctrica y lo volvemos a poner en la cazuela. Subimos el fuego y añadimos la pechuga de nuevo y una cucharadita de curry de Madrás, damos unas vueltas y echamos agua que cubra apenas el pollo. Dejamos que se haga el pollo en la cazuela a medio tapar y a fuego medio.
Mientras ponemos agua a hervir y cuando rompe el hervor, echamos arroz basmati, de ese largo y perfumado y una zanahoria troceadita. Ponemos unas ciruelas pasas en remojo (o pasas) y cuando el arroz esté listo, lo mezclamos con la zanahoria troceada y cocida, las ciruelas pasas y piñones. Lo salteamos todo junto en una lámina de aceite y ya fuera del fuego le añadimos pepinillos y perejil muy picadito. Esta mezcla la metemos en un molde pequeñito, cualquier vaso o lo que tengais a mano, y vocais el arroz en un lado del plato. Cruzamos el plato con una rayita de pimentón dulce, menos donde está el arroz y al lado, donde pondremos los trozos de pollo al curry con un poco de su salsa. Se termina de decorar con una ramita de perejil junto al pollo. De arte, simple y delicioso.

5 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Prometo ponerme manos a la obra con esta receta en cuanto lo hago te digo el resultado, evidentemente no me saldrá como a ti, pero bueno vamos a probar.

Un saludo

Luz de Gas dijo...

En la casa nueva no tenemos todavía ni cazuela ni el del Condado pero nos ponemos ya en marcha

Bernardo Romero dijo...

Acabo de ver tu perfil y recuerdo haber visto la película que mencionas. En efecto, el protagonista le hace lo que se suele decir "luz de gas" a una persona, que es algo así como ignorarla o tomarla por loca y desdeñarla. Por esta razón siempre me extrañó el nombre de tu blog. Pero bueno, aleluya, aleluya, cada uno con la suya. Lo de la salsa, no es tan difícil, hombre. Cocinar, como pintar o como escribir, es ponerse. Si lo practicas te sale bien, pero si no lo haces nunca (Ah, el sexo también) pues es un desastre. Un abrazo.

Luz de Gas dijo...

Jajaja, eres tremendo lo del nombre la verdad no tiene mucha expliación, pa que nos vamos engañar

Zapateiro dijo...

Gracias por la receta y la dedicatoria Bernardo, aunque el plato tendrá que esperar un tiempo para ser cocinado, porque apenas tengo ahora tiempo para arrascarme. ¿Quién dijo que en verano se descansa?

Un saludo.