viernes, 31 de agosto de 2012

Sobre el pez araña

También llamado pez escorpión, el Trachinus draco es lo que en estas costas onubenses llamamos pez araña. No suele consumirse en muchos lugares, probablemente por la espina venenosa dirigida hacia atrás que tiene en las agallas y en la primera espina dorsal. Si accidentalmente tienes la desgracia de pincharte, ya puedes ir yendo al ambulatorio más cercano y en todo caso meter la mano o el lugar donde te haya picado el pez araña, en agua muy caliente. Si la picadura es por derecho y el picador ha sido un pez de buen tamaño - pueden superar los treinta centímetros de eslora - te causará bastante dolor, hinchazón. fiebre y hasta síntomas de asfixia. Una picadura accidental no tiene porque pasar necesariamente en la cocina, pues este curioso pez se pasa el día semienterrado en la arena, por lo que si tienes la mala suerte de pisar uno, pues el pececito se defenderá picando lo que haya que picar, en este caso el pie. En el formidable acuario de Santander lo tienen en varias peceras, pues es habitante de estas costas atlánticas orientales, y también del Mediterráneo, por lo que en las peceras que recrean esos ambientes marinos, tenemos a estos pececitos viviendo a cuerpo de rey. En Santander, que yo sepa, no se consumen y nunca lo he visto en el mercado de esa bonita ciudad - formidable y recomendable una visita -. Los marineros, sí. Hace poco pude observar como en el proceso de limpieza de las redes de un barco atracado en el puerto de Santoña, aparecían enredadas entre las mallas bastantes arañas acompañando al también atrapado roamen o morralla (la morralla es pescado pequeño y variado, excepcional para preparar frituras o un fondo para un arroz; el roamen o ruame, es el pescado diminuto que lo único que hace es dar por culo cuando estás pescando, comiéndose la carná, carnada o cebo, y si son gusanitos, albiñocas o arbiñocas, pues mejor. Mejor para ellos, claro). Pregunté que si no lo consumían ni ellos siquiera y me dijeron que algunos sí, señalándome a uno que reía para sí y que tenía una canasta ya preparada para llevárselo a su casa. Las arañas son un pescado de muy buen sabor, firme textura y con un excelente comportamiento - prestaciones se diría ahora - en la cocina, pues se utiliza para todo: rebozados, escalopes, pizzas, croquetas, adobos... o como os lo propongo hoy y os muestro en una, como siempre, pésima fotografía.
Rollitos de araña y calabacín con curry de leche de coco.- Con un cuchillo plano y mucho cuidadito, como se ha advertido previamente, se sacan los lomos de las arañas (si la hueva se viene con el lomo, no pasa nada, pero si veis que está manchada de un amarillo levemente fluorescente, la separáis del lomo y la tiráis por coño a la basura). Se coloca un lomo con la piel hacia arriba y encima de ella una loncha de calabacín que habremos escaldado previamente (con el agua hirviendo, un minuto más o menos) para que se doble sin romperse. Se enrolla el lomo quedando el calabacín dentro y podemos hacer dos cosas, pincharlas con una pequeña brocheta (deben estar bien afiladas) o atar el rollito con cebollino que también habremos escaldado para hacerlo más resistente. En la foto veréis como he hecho un rollo, y lo he pinchado en una brocheta de esas que luego se tiran, a continuación le he puesto medio tomatito (creo que Tomatito ha sacado un disco nuevo), luego otro rollito y por último otro medio tomatito. He manchado la fuente del horno con aceite de oliva, he salpimentado los rollitos y los he puesto en el horno, a 190ºC. Cuando me acordé salí corriendo y afortunadamente no se habían desgraciado, sino que estaban en su punto. Ya os dije antes que la araña es un pescado con buenas prestaciones en la cocina.
Serví dos brochetas entrecruzadas y napadas con una salsa de curry que hice sofriendo cebolla y zanahoria, para añadir manzana cuando estaba la cebolla pochada. Yo le meto la minipimer por el morro y a continuación vuelvo a poner al fuego estas verduras ya trituradas, les pongo su poquita de sal, una cucharadita de curry de Madrás y les doy un par de vueltas. A continuación un bote de leche de coco (los venden en el Hipercor: tienen la leche o jugo de coco en esos estantes donde ponen cosas exóticas de chinos, japos y mejicanos) y a dejar calentar todo a fuego no demasiado fuerte, dando vueltas sin parar, como cuando vamos a las Colombinas, que nos ponemos a dar vueltas y no paramos. Por cierto, la última vez que estuve en las Colombinas, hace un par de años, paré en la caseta que pone el Festival de Cine de Huelva. A la entrada estaba la plana mayor del socialismo onubense y me paré a saludar a uno que es buena gente. Entonces me presentó al resto de la concurrencia, entre ellos a un tipo mal encarado y mal educado que me lió una bronca del copón cuando se enteró de que yo trabajaba en El Mundo. A la vuelta de este breve periodo de tiempo las cosas han cambiado para mí, que he podido escabullirme sin que nadie se diera cuenta y dejar la profesión, pero no para el nota que me lió la bronca, que sigue metido en los mismos líos o peores: lo he vuelto a ver pero ahora a través del aparato televisor: aparecía entrando en el juzgado para declarar por los ERE esos que se han inventado para meter el cazo más de la cuenta. Si es que son como críos, les das la tarta y como no los vigiles, se la comen entera y luego pasa lo que pasa, aunque qué quieren que les diga, debería pasar más a menudo. Cada vez que se trinca a un cabrón de estos con la mano en el cajón, pues al maco con él. Si es donde deberían estar todos, coño.
Bueno, os dejo, que lo único que quería era deciros que las arañas están muy ricas y casi escribo un libro. Ea, condiós miarmas.

8 comentarios:

X dijo...

El nombre me tiraría un poco para atrás, pero como soy de buen comer, pues si se me pone por en medio me lo jamo, eso es así. ¿Al sabor de qué otro pez puede parecerse?

Bernardo Romero dijo...

Hola X, pues mira, es un sabor muy yodado y me tendría que ir a la lubina u otras maravillas de esa inmensa pecera que tenemos enfrente de cada. Es terso, pero no correoso, sino que en boca va muy bien. Es un pez sobre todo sabroso. En Huelva suele estar en las pizarras de los bares frito tal cual, los lomos, o empanados, en forma de escalopines que se curvan al freír. Es una auténtica delicia. Pero creo que por ahí por Valencia tampoco lo consumen. En Huelva hay un puesto de pescado de una chavala muy mona pero con un piercing sobre el labio que la afea enormemente, que los tiene todos los días y ya fileteados. El precio es muy ajustado para como está el pescado hoy día, peor que cuando tu paisano pintó aquello de que luego dicen que el pescado es caro. Un abrazo

Rosa dijo...

Hola Bernardo, ni puestos de acuerdo, me encanta lo que has hecho y que pena que no lo haya visto antes, porque hoy concretamente hemos comido en casa Pez Araña con Tomete, de lujo, receta de Punta Umbria donde nos hemos puesto hasta la colcha de comerlo.
Lo publicaré la semana que viene y espero tu experta opinión,otra cosa que no sabia era que me podia haber muerto con un pinchazo y no se me ocurrio otra cosa que limpiar y filetear 2 kg. de estos angelitos, al final han terminado entomatados y una sopa a medias con tintorera que no se la salta un galgo, ya te avisaré para que la veas tambien.
Me llevo tu receta y la proxima vez, me los va a limpiar el pescadero y los haré como tú que me encanta.
Me voy que escribo el libro a medias contigo jejejeje. Besos

El Pincho Moruno dijo...

El pez escorpiun yo siempre lo he conocido como "Rascacio" y es un pez de roca, pero la Araña es de arena y se pesca con trasmallo.Ambos dos son pescados finisimos y gratos de comer.
Como informacion os dire que en caso de picadura de Araña o Rascacio, mientras os asisten medicamente, hay que sumergir la zona afectada en agua los mas caliente posible hasta que uno aguante pues el veneno es termolabil y se destruye con el calor.
Un abrazo.-
Un abrazo.

X dijo...

Tomo nota, Bernardo. Casualmente la lubina es con mucho el pez que más como, siempre a la sal. Tenemos una muy buena pescadería cerca, desgraciadamente si chavalas reshulonah con pirxins, le diré a mi tía que pregunte a ver.

Bernardo Romero dijo...

Vaya, vaya, lo que se aprende con esto del blog. Lo de meterlas en tomate, me encanta y lo apunto Rosa. Ya iré por tu blog. La lubina, o el robalo como le llamamos en Huelva, a la sal está en todo su esplendor. Tengo una conferencia que dicté hace un par de años para abrir unas jornadas gastronómicas sobre la lubina, que creo recordar que colgué en este blog. No sé si será encontrable o no. En fin, don Pincho, gracias por todo lo que nos hace saber y conocer. Yo distingo entre el Rascacio (Scorpaena scrofa), que es como la cabrarroca pero con más mala leche, y también parecido a los peces sapos, pero más feo todavía, que ya es decir, y estas arañas que Rosa ha encontrado y consumido en la Punta Umbría. La despensa del mar es infinita, por cierto me estoy acordando ahora del pámpano, un pescado que ponían en el Jamón de Punta Umbría y que apenas he vuelto a ver por el mercado. Lástima, porque es otra maravilla. En fin, abrazos per tutti.

Rosa dijo...

Hola Bernardo, seguro que tienes toda la razón con lo del pescado seco , como todo el mundo come araña yo he dado por hecho que era lo mismo, pero me suena muchisimo eso de tollo, así que seguro que es ese pescado, esto es lo que pasa por no preguntar jejeje, de todas formas cuando lo veia comer tal cual con un tercio de cerveza en el Bar Los Caracoles de la Calle Ancha de Punta Umbría ,no veas con las ganas que lo hacian, asi que tiene que estar buenisimo.

Lo de las habas enzapatás ojú no está buenas ni ná, me traje la receta del mismo bar y las hice en casa, las tengo publicadas en este enlace sin ningún comentario jejeje

http://lasrecetassanasyligerasdemamarosa.blogspot.com.es/search?q=habas+enzapat%C3%A1s

pero ni parecidas me salieron, aunque estaban buenas le faltaba el ambientillo, el sol, la playa, en fín todos los condimentos, Ahora espero a ir a Punta para comerlas y viendo tu comentario casi que me salen más baratas yendo hasta alli. Besos

Anónimo dijo...

Buenos días
Solo comentaros, que no mucha gente, pero que en Valencia si se come el pez araña, al igual que en Cullera o Gandía o Denia.
No es un pescado habitual del mercado, pero si de quienes frecuentan las lonjas de pescado.
Yo estoy esperando a que finalice la parada biológica para ir a comprar a la lonja y ayer me decían que es un pescado exquisito, pero que, como bien dices, se debe extremar la precaución a la hora de limpiarlo.