domingo, 12 de agosto de 2012

Perder el tiempo

Es como un pasatiempo. La cocina bien entendida sirve para distraer la mente y animar el espíritu. Esto debería tenerlo muy en cuenta el colegio profesional de psicólogos, psiquiatras y loqueros, separado en su día del colectivo más general de payasos, artistas y toreros debido muy probablemente al complicado examen que se exigía para entrar en esta rama sindical en tiempos de la Oprobiosa.
Ayer me llamaban la atención sobre el hecho del tiempo que debería yo perder en la cocina elaborando estos platos. Yo dejaba decir y pensaba en el tiempo que realmente invertí en hacer estos langostinos. En realidad no tengo noción del tiempo que pasé haciéndolos. Cuando empecé a elaborarlos estaba ya empezado el primer tiempo del partido de balonmano de las chavalas españolas que lograron el bronce, y como me cae un televisor al lado de la cocina, pues no perdí puntal del partido y mucho antes del descanso ya estaba tumbado en el sofá viéndolas venir.
El caso es que como el otro día hice una salsa de curry con la leche de coco que me regalaron, pues lo que sobró lo guardé en la nevera y ayer se me ocurrió hacer estos rollitos de calabacín con langostinos al curry. La salsa la tenéis en la entrada anterior, y lo del rollito de calabacín es tremendamente fácil. Se escaldan dos o tres minutos láminas de calabacín en agua hirviendo. Se sacan y con ellas se envuelve un langostino convenientemente pelado. En un palo de brocheta se intercalan tres de estos rollitos con dos trocitos de tomate o medio tomate sherry. Total, cinco minutos. Luego, a la hora de comerlos, se doran en la plancha las brochetitas como es natural y se colocan en el plato de manera artística, napándolo todo con la salsa de curry que habremos calentado mientras hacemos en la plancha las brochetitas. Total, otros cinco minutos como mucho, y eso que éramos nueve a la mesa.

5 comentarios:

El Pincho Moruno dijo...

Esos que dicen que cocinar es perder el tiempo, probablemente lo pierdan en cosas mas "Frikis" e inutiles. Hoy por ejemplo en vez de irme de vinos, estoy en casa preparando un fondo de arroz con mero y chirlas y estoy pasando una mañana de lujo. Dentro de un rato me tomare la primera cervecita.
Un abrazo.

PD: le he añadido una pizca de curry al fondo y no veas como huele.

X dijo...

Es que la línea entre perder e invertir el tiempo es muy fina, como casi todas, por otra parte. A mí me hacía gracia cuando me decían que había perdido dos años por tripetir COU. Como si todo lo que hiciera uno en un año es estudiar y pasar de curso. Pues hice otras muchas cosas que por otro lado me beneficiarían. Digo yo. Y las brochetas muy bien, las haré con berenjena que me tira más que el calabacín.

El Pincho Moruno dijo...

Te lo garantizo, lo del curry en el arroz de pescado resulta inmejorable, eso si sin pasarte porque pierde la gracia el asunto.
Prueba a hacer un dia un arroz de verduras (alcauciles, habitas, calabacin y coles de bruselas) con curry. Haces el sofrito, le añades las verduras y en su momento el arroz, la sal y el agua correspondiente. Si no se dispone de verduras frescas, yo recurro a la tipica bolsa de menestra congelada de "Carrefu". A este arroz si le puedes apretar bien de curry que lo admite.
Un abrazo.

Bernardo Romero dijo...

Creo que en este blog tengo unas lentejas con curry que responden a lo que me avisas aquí. Se trata de saltear brevemente algunas verduras (cebolla y pimientos de colores quedan muy bien) y a continuación añadir una cucharadita de curry. Luego se añaden las lentejas, sal y a cubrir de agua. Al margen de esto y en el fondo de la cuestión, como bien decís, lo de perder el tiempo es algo totalmente relativo. Saludos

Rosa dijo...

Si lees mi perfil en el Blog digo seriamente que la cocina me relaja, hace que me abstraiga de todas las preocupaciones cotidianas y que por un rato sea yo, autentica, sin tener que fingir siquiera una sonrisa,"me sale sola cuando pruebo lo que estoy haciendo". No se si es magia, pero si es alquimia verdad?
Las cosa simples son maravillosas como estos langostinos, pero la gente que no lo sabe es porque a ellos no se les ha ocurrido, sin embargo los comen y se permiten el lujo de ser criticos....
Pobrecitos, yo les daria una de mis sesiones en el pais de las Maravillas con Alicia y conmigo a ver despues de haber guisado que opinaban. Un besito Bernardo y a palabras necias.................