jueves, 16 de agosto de 2012

Un blanco distinto

El primer blanco joven del Condado sin zalema, la uva tradicional de estas tierras y con la que se elaboran unos magníficos vinos generosos prácticamente desconocidos. Pero en este caso y después de casi dos décadas de ensayos e investigaciones, se ha elaborado este blanco joven con uva Colombard (muy habitual en los blancos franceses) y una pequeña parte, en torno al diez por ciento, creo, de Moscatel de Alejandría (que ya formaba parte del Mioro Gran Selección, el primer blanco del Condado que empezó a distinguir los vinos de Huelva).
En esta ocasión, le han colocado en la etiqueta el mismo nombre que a los tintos que empezaron a elaborar hace unos años con Syrah, Lantero, y del que hemos podido comprobar como los crianzas de estos tintos están cada vez más logrados y sabrosos. Estamos pues ante un vino joven blanco denominado Lantero Blanco Seco, de extraordinaria calidad y que se puede adquirir directamente en bodega (www.vinicoladelcondado.com) al muy ajustado precio de 21 euros la caja de seis botellas.
Este Lantero Blanco Seco es un vino muy complejo en boca y que en seguida se deja atrapar. Meloso y fresco a un tiempo, tiene una persistencia feliz en vía retronasal. En él las flores acompañan a ese recuerdo de fruta verde que caracterizaron a los vinos de Huelva hasta que han llegado estas últimas incorporaciones que, repito, son fruto de un tenaz y duro trabajo de años en laboratorios universitarios y en los propios campos del Condado de Huelva que han servido para ir comprobando como respondían distintas variedades de uva a unos terrenos y unas características climáticas con mucha personalidad. A la luz natural y sobre fondo blanco este vino ofrece un evidente tono pajizo, pero con luminosos reflejos verdosos. Entre las flores que nos encontramos nada más llevarlo a la boca, el jazmín y la flor de azahar de naranjo amargo, aunque servidor también ha encontrado hierba fresca en esa complejidad de un vino blanco que por fin llega para prestigiar a una denominación de origen como esta del Condado de Huelva, pero también a alegrarnos el bolsillo con unos precios verdaderamente competitivos.
El único problema, como siempre, es el de encontrarlo en los restaurantes. Ayer mismo fui con mi brother y su mujer a Bollullos, donde se elabora, para probarlo en uno de esos magníficos bodegones del pueblo donde tan bien cuecen el marisco. El caso es que me traje a casa antes de irme de vacaciones una caja de seis botellas y en dos días y medio que llevo parado aquí han volado (con la ayuda de otros, que conste) y por eso nos fuimos al pueblo, pensando que aunque era fiesta, en alguno de estos mesones lo podríamos comprar. Pues, no. En el bodegón donde paramos lo tenían pero una botella en un escaparate y más caliente que un soldao en Ibiza. La señora que nos atendió lo justificó diciendo que nadie lo pedía. Normal, no lo tienen en la carta de vinos y además ha salido hace un par de semanas, luego no es lógico que lo pida el personal porque aún no se conoce. En El Corte Inglés, al menos en Huelva, lo tienen. Pero en todo caso os apunto más arriba la dirección de la web de la bodega por si queréis pedirlo por Internet. Como todos los blancos, es menester tomarlo frío, teniendo una temperatura de servicio recomendada entre siete y nueve grados. Al fin un blanco distinto, complejo, con personalidad y, sobre todo, sabroso. Un vino con el que de una vez por todas poder presumir.

14 comentarios:

X dijo...

Lo del vino ya me queda un poco grande. Pruebo nuevos siempre que puedo y me gusta comparar y eso, pero soy incapaz de apreciar (o de saber comunicar lo que aprecio) esos matices a flores, frutas y demás de los que se habla. Aunque no es probable, miraré en ECI de Valencia a ver si han traído alguna botella, porque yo soy muy fan del vino blanco (de los secos, menos).

El Pincho Moruno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Pincho Moruno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Pincho Moruno dijo...

En primer lugar disculpas por tantas supresiones, pero es que no puse las cosas en el orden deseado.
Desconocía ese vino, así que habrá que buscarlo y catarlo. Normalmente y debido a mis querencias Rocieras y a mis buenas amistades Almonteñas, siempre he tomado lo que ellos llaman "vino coperativo" que la verdad es un poco "peleón" pero una vez en la batalla entra bien.
Por cierto desde hace 30 años cuando voy al Rocio, paro en Bollullos en la Bodega Roldan para tomar un plato de gambas con unos picos de "Los Antonios" y de camino me llevo vinagre y vino de naranja para guisar redondos. Pero vamos que tu no te has quedado corto, vaya homenaje que te has pegao muchacho; Buen vino y peazo plato de coquinas y hermosas cigalitas terciadas.
Un abrazo.-

Bernardo Romero dijo...

X, si lo encuentras en Valencia me lo dices, para recomendarlo a unos colegas de por allí. En cuanto a don Pincho, buena elección la de Roldán, que además tiene aparcamiento propio, creo recordar, aunque no suele haber problemas para aparcar en la avenida de los bodegones. El vino ya lo probarás. Es de la Cooperativa Vinícola del Condado, luego es vino coperativo, pero no del peleón que hacen con zalema, sino como intento explicar, una cosa nueva y ya de abierta calidad para competir en los mercados nacionales. Espero que tengan suerte, lo que implicaría que lo seguirán haciendo y por lo tanto lo podremos seguir disfrutando. Ah, y el plato no es de coquinas. Lleva coquinas, pero es una ensalada italiana que me pusieron en Roma en un restaurante que no recuerdo como se llama, pero que sí que recuerdo donde está. Insalata de fruto di mare, supongo que se llamaría, pero lo que comí en ese garito fue pescado y del mejor pescado. Bárbaros los romanos con el pescado, unos fenómenos los cabroni.

El Pincho Moruno dijo...

Es que hoy estoy un poco "acarajotado" con tanta fiestas patronales de por medio y no se me ocurrió hasta ahora ampliar la foto. Ya con las gafas puestas y la susodicha ampliación, he podido copiar los ingredientes de la "Insalata tutifruti di mare".

X dijo...

El comentario del Pincho me ha recordado que en una entrada hablabas de un vino de naranja que desde entonces estoy con la perra de probar. Sin embargo, he clicado en la etiqueta "vino" aquí a la derecha y no es una de las cuatro entradas, para mi desazón. Si recuerdas con qué plato lo pusiste (me suena que era un dulce o un postre), métele también la etiquetita de vino y así lo recupero, que le sigo teniendo ganas.

X dijo...

Nada, ya la he encontrado. Era una de torrijas. Tengo una memoria prodigiosa, oye.

Bernardo Romero dijo...

Ya, al vino de naranja también habría que dedicarle una entrada. Es extraordinario y, como ocurre con este, tela de barato. Desde luego el Pincho tiene un italiano mejor que el mío. Debo esforzarme con los idiomas o no seré nada en la vida.

El Pincho Moruno dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
El Pincho Moruno dijo...


Asereje.....ha..... deje. turiututa.e.....turutu... ...lalalalalalala.....ture ............in the nigh .....asereje...,......
""Vamos a centrarnos"" Il vino que tendra il vino que la pesadumbre dil mio corpo quita.
Vamos a beber, vamos a cantar, vamos abilar y "endeluego endespues" de la ora´nge a la piu pasta con queijo y el pomo´doro que estaba mu gueno. . Pero como digo a mi niña: que bonita eres................

X dijo...

Definitivamente el Pincho Moruno ha encontrado el vino. Dos cajas, al menos. xDDD

Bernardo Romero dijo...

Bueno, mientras no tenga que conducir...

El Pincho Moruno dijo...

Jajajajaja. Alegria alegria que la vida es una semana y ya estamos a viernes y como dicen ahora los modernos: Buen Finde.