domingo, 29 de diciembre de 2013

Roma, dal cuore al gusto


Uno de los platos de pasta que menudean en las cartas de los restaurantes romanos, es el que utiliza la salsa amatriciana. Los encontraréis encima de bucatini o sobre todo de ñoquis, pero es ideal para los espaguetis. Y fácil además.
Espaguetis a la amatriciana.- La salsa se hace en dos segundos. En una sartén ponemos a dorar tiritas de bacon y cuando veamos que se empiezan a poner crocantes se añade cebolla picada muy fina, se remueve todo bien y se esperan unos segundos para añadir pimienta de cayena molida (o guindilla picada fina y sin simientes), sal y pimienta a gusto de cada cual. Ya está. Se añade tomate triturado, más un poco de azúcar para anular su acidez, y a esperar que se fría el tomate, moviendo de vez en cuando para que no se queme y dé mal gusto luego.
Se sirve la pasta recién cocida (en agua con sal y ya está, sin aceite ni ná, que lo único que conseguiremos es que los espaguetis salgan pringosos y no se adhiera luego la salsa a ellos) y bien escurrida; sobre la pasta la salsa y sobre la salsa queso de oveja curado y rallado.
Como este es plato del Lacio, de una localidad llamada Amatrice (amadora) que hay yendo para los Abruzos (donde los terremotos esos chungos que dejaron la región hecha un cisco y a la mafia con unas ganancias de buten porque gestionaron ellos en exclusiva las ayudas para la reconstrucción de la Reggio Abruzzo) pues se usa queso pecorino, que también es del Lacio; pero se puede usar cualquier queso de oveja curado (no añejo), que en España los tenemos, y bien buenos, por todos lados.

2 comentarios:

JL Gupanla MDC dijo...

Riquísima salsa, para hacer en dos minutos. como digo siempre, el que come bien, rico y sano, es porue no quiere...!!!
Me ha encantado el toque final con el queso de oveja...nacional!!
Un saludo!!

Bernardo Romero dijo...

Saludos JL, me encanta que lean mis recetas en Cantabria, donde tengo familia y por lo tanto vacación. Un abrazo.