miércoles, 10 de septiembre de 2008

Aromas de otros mundos

Están de moda y más que lo estarán. El caso es que las cocinas hasta hace bien poco exóticas están entrando en nuestra cotidianeidad, quiere decirse hasta eso, hasta la cocina. En realidad lo que suele entrar es una interpretación occidental de cocinas como la oriental, pero entre tanta franquicia y restaurante de comida rápida disfrazado de étnico, también nos llegan algunos profesionales que abren sus puertas a nuestro apetito y a nuestra curiosidad ofreciendo calidad y sorpresas a partes iguales.
Por otro lado están los jóvenes valores de la cocina más actual que han optado por buscar y mezclar cosas de aquí con productos y maneras de los lugares más dispares. El otro día creo que os recomendé un tataki de atún sobre ajoblanco que no es idea mía y que recogí en un restaurante de la Costa del Sol. Más cerca aún, en Isla Cristina, el maestro José Antonio Zaiño está introduciendo platos del norte de África en una carta que sobresale por la calidad de los productos que utiliza en Casa Rufino, pero también por el buen hacer de este número uno de la cocina española. Allí estuve cenando hace pocos días y hoy mismo estaré comiendo tras la cata de mojamas en la que participaré invitado por la organización del anual encuentro de Capitanes de Almadraba y consiguiente Jornadas del Atún.
Os dejo con un arroz que hice este mediodía inspirado en uno que probé en un restaurante hindú. No salió exactamente igual, como es natural, pero a mí, qué quieren que les diga, me encantó este
Arroz al curry.- Cocemos arroz basmati, que es tremendamente aromático, diez o doce minutos tras tenerlo en remojo cambiando el agua un par de veces o tres. Salteamos cebolleta fresca bien picada con unas pasas que habremos puesto cinco minutos en remojo (si están muy secas, si no, pues nada) y un puñadito de piñones. Cuando la cebolla esté transparente, añadimos el arroz cocido y culantro (cilantro) fresco picado grosero. Se añade una cucharada de curry (de Madrás, por ejemplo) y se dan unas vueltas hasta que todo quede bien mezclado e integrado todos los aromas. Servir caliente como entrada o como acompañamiento de alguna carne a la plancha si es que vamos a preparar un plato único.

3 comentarios:

Luz de Gas dijo...

Al curry la verdad es que no logro acostumbrarme, pero como en música hay más días que ollas para escuchar de todo

Saludos Bernardo

Bernardo Romero dijo...

Tronco, el curry es como todo en la vida, poco es genial, pero mucho es aburrido. A lo mejor, vamos, digo yo, has abusado o han abusado de él y no lo has disfrutado como lo que es, una sabia mezcla de especias. Te recomiendo que hagas este arroz super fácil y que le pongas curry moderadamente, vamos una cucharadita de las de café rasa para un par de tazas de arroz. Verás como se agradece esa pizca de aromas unido a los otros sabores. Un abrazo.

El Pincho Moruno dijo...

Leyendo la receta me vienen a las pituitarias del recuerdo los olores a curry y otras hierbas que siempre hay en aquellas calles del Whitechapel Londinense. Allí encuentras la Meca del curry, llenas de colorido y donde te preparan ademas de otras delicias Hindúes, unos pollitos muy especiados y asados que después te sirven en una bolsa de papel para llevar. !Riquísimos¡

Saludos.-