viernes, 27 de abril de 2012

Cocina para supervivientes (8)

Una variante de la ensalada Caprese para bolsillos incautos (esos a los que mete mano impunemente la banca, las eléctricas y otros horteras con habilidades digitales impresionantes y más cara que espaldas). Con dos duros y creyéndose uno que todo el monte es orégano, podremos montar esta
Insalata di poveri Caprese.- Un pomodoro bien coloraíto; queso del que llaman también mozarella pero que no es de bufala ni ná, sino una imitación que hacen la mar de baratita, pues esa; orégano y albahaca para espolvorear, secas, no frescas, lamentablemente; y rúcula del Mercadona.
Se dispone todo más o menos como está retratado aquí y se aliña con sal, vinagre de don Antonio el de la Boutique del Vino (o alguno igual de barato que ustedes consigan, pero seguro que no de igual calidad, pues este del que os hablo y que no encontrareis en ningún lado, es verdaderamente soberbio) y aceite del molino de Trigueros de albequina, que como el anterior, es una obra de arte. A juí. Bueno, bonito y barato.
Ya os iré dando más trucos para sobrevivir en esta crisis que tiene pinta de no acabar en la vida y sobre la que pienso escribir un día de estos porque no están engañando todos, y cuando digo todos, digo todos. Hasta luego, troncos.

1 comentario:

Rosa dijo...

Hola Bernardo, una vez más solucionando la mesa en epoca de crisis y por eso y muchas cosas más en mi blog mañana habrá una cosita para ti, creo que está hecho a la medida y espero que te guste. besos y gracias