lunes, 26 de diciembre de 2011

Orígenes



Pudieran ser semejanzas, pero también que estamos ante los orígenes. El gazpacho de invierno es un guacamole con patatas en lugar de aguacate. Prácticamente tiene los mismos ingredientes, salvo el opcional chile picante que le ponen los mexicanos, que aseguran que la cocina española no sabe a nada. Hombre, tanto como a nada, pues a lo mejor no, a lo mejor sabe a algo y el problema es que de tanto picante alguno tiene las papilas gustativas absolutamente achicharradas.
Pero veamos cómo es este gazpacho de invierno, uno más de los muchísimos que podemos encontrar en la serranía y andévalo onubense. Hemos omitido el paso final, que consiste en añadir agua tibia o templada. Eso queda a la elección de cada cual, nosotros lo hemos probado así y es fenomenal para comerlo tal cual, en pequeñas dosis, o para untar pan en el que luego ponemos una loncha de jamón, de embutido o pescado en salazón.
Gazpacho de invierno.- Se asan o cuecen dos patatas medianas. Cuando estén, se pelan y meten en la batidora eléctrica junto a media cebolla, un tomate pelado y sin simientes, un diente de ajo, un chorreón de vinagre, medio vaso pequeño de aceite de oliva y sal. Se bate todo a gusto de cada cual. Al servirlo se espolvorea de culantro (hojas de cilantro fresco) recién cortado. Se me ocurre que algún héroe podría añadirle un poco de guindilla o pimienta de cayena, para mejicanizar este gazpacho de invierno, pero si no, probadlo así y vereis qué cosa más rica.

2 comentarios:

Rosa dijo...

Me encanta esta receta, en cuanto pasen las fiestas está hecha, por cierto yo tambien pienso que es demasiado picante y que deben tener la lengua "achicharrá" y eso que yo soy de las que me gusta el pique en casi todo. Besos

Bernardo Romero dijo...

Hola Rosa, me he pasado por tu blog para felicitarte las fiestas. Es estupendo. Me gustaría hacerme seguidora tuya, yo tuve activo un tiempo eso de los seguidores, pero no sé qué pasó que se escachiporró no sé cómo ni cuándo. Esto de los internetes me ha cogido ya viejo. En fin, si pruebas este gazpacho de invierno, te recomiendo que lo alivies con agua caliente para que te salga una sopa tibia, que es como se debe comer. El culantro recién picadito por encima es fundamental. Besos