domingo, 21 de abril de 2013

Si las quieres las comes...

Y si no las dejas. Que es lo que han hecho, dejarlas. Así que llevo tres días comiendo lentejas, pero no me quejo porque están buenísimas. La historia está en hacerlas al modo tradicional, pero evitando el exceso de cocción de la verdura, con lo cual me han salido la mar de apetitosas. He aquí, más o menos, como he hecho estas
Lentejas con chorizo.- Primero hacemos un refrito en poco aceite con un hueso de jamón, ajo, cebolla, puerro, pimiento y zanahoria, pero rápido, más salteado que refrito. A continuación le he puesto un poco de pimienta y sal, además de un poco de pimentón procurando apartar la cazuela del fuego para integrar bien el pimentón en el refrito. No le he puesto una hoja de laurel porque no tenía: el otro día arreglé la despensa y se ve que tiré sin darme cuenta la bolsa con las hojas de laurel. En fin, sigo. Mojo el refrito con un poco de vino oloroso seco (esto es fundamental), y a continuación echo las lentejas, que las he tenido con antelación en remojo. Después de dar dos vueltas, añado el chorizo entero y cubro de agua para dejar cocer hasta que las lentejas estén en su punto. Al momento de servir no está mal cortar en rodajas el chorizo y colocarlo tan artísticamente como veis en la fotografía. En fin, me acabo de meter en la historia esta del facebook, porque todo el mundo me dice que para la promoción de la nueva novela, es necesario. La verdad es que engancha una barbaridad. Sí, la novela se titula La Vida Fácil y la presento en Huelva el día 30 de mayo a las ocho de la tarde, en la Casa Colón, arriba, en la Sala Roja. Espero veros por allí, pero no os preocupéis que faltan un montón de días. Ya os iré dando la vara con la novela, que tenéis que: a) comprarla; b) leerla y c) decirle a todo el mundo que está muy bien y que la compren. Esto último, el apartado c, es muy importante, que la compren. Recordad este detalle porque es muy importante. Ea, condiós.

3 comentarios:

Rosa dijo...

Riquísimas Bernardo, pero yo después de la Feria y el "jartón" que me he dado me las como sin chorizo, con verduritas y pimentón cierras los ojos y te haces la cuenta de que ha estado en la olla. Besos

El Pincho Moruno dijo...

A mi me gusta el cuchareo como Dios manda; con "tos sus avios" con su tiempo de cochura y si es posible de un día para otro y esto que has descrito querido Bernardo......esto son lentejas "de autor".
!Animo con la novela¡.....ya contaras.

Bernardo Romero dijo...

Sin chorizo son una buena alternativa, y en estos tiempos que corren, como chorizos sobran, no hace falta tenerlos en el plato también. Don Pincho, he abierto cuenta en facebook con la aviesa intención de promocionar la novela. Resulta que el invento este de facebook es hasta divertido, pero es un páramo de infelicidad e incultura. Menudean los despropósitos, las consignas fáciles y demagógicas, pero sobre todo el pensamiento único. Es como un espejo en el que se contempla atónita la sociedad actual. El problema es que ahora hay espejos como este, en otros tiempos no los hubo y la referencia que tenemos se limita a la que nos ofrece el poder o los poderosos, y eso tampoco era. Curioso esto de los nuevos instrumentos informáticos y estos cambios profundos que empezamos a vislumbrar a pesar de estar metidos en el centro del huracán, en el mismísimo ojo de este culo incierto que ahora se abre a nosotros a través de ideas como esta del facebook, o el twiter, que es peor aún. El reino de la mediocridad espero que, al fin y al cabo, sea mejor que el que hasta ahora han gobernado los poderosos en solitario. No sé, veremos a ver. Un abrazo