jueves, 15 de noviembre de 2012

La encantadora suavidad del boniato

En primer lugar hay que tener la suerte de contar con una compañera de trabajo que sume a su simpatía, su buen hacer en los fogones. Después ya encontrar buenos boniatos o batatas será pan comido. Con estos dos ingredientes procedemos a hacer un dulce de batatas que se quiere parecer al que nos dio a probar Mercedes el otro día. Pelamos dos batatas de buen tamaño, es decir, un kilo aproximadamente, y las cortamos en rodajas de un centímetro de grosor. Una pizca de sal y a la olla con agua suficiente para que cueza hasta que esté blanda. En un cacharro capaz se pondrán las batatas ya cocidas, un vaso y medio de los de agua de azúcar, un vaso de harina, medio de leche, tres huevos, un poquito de canela molida: como media cucharadita de las de moca, y un sobrecito estándar de levadura. Le metemos la minipimer hasta obtener una masa homogénea y entonces añadimos un bote de nata líquida de los de 200 ml que montaremos con una cucharada de azúcar y ayudándonos con las varillas de la propia minipimer para ir más rápidos y seguros. Se acabó. Todo a un recipiente apto para horno y al horno con el invento, el cual tendremos precalentado a 180ºC. El dulce estará listo en más o menos tres cuartos de hora o una hora. El tiempo es cuestión de vigilar y hacer lo de siempre, meter una aguja de hacer punto hasta que salga limpia y sin adherencias de ningún tipo. Cuando el pastel esté ya convenientemente frío, se podrá acompañar de nata montada y tuneada con colorines de azúcar, o coronar con una capa de chocolate con canela y guindilla de cayena, que es lo que voy a hacer esta noche para celebrar que es jueves y mañana es viernes y el otro saturday.

3 comentarios:

El Pincho Moruno dijo...

Hace muchos años (muy principios de los 60) era habitual comer un postre que consistía en Batatas cocidas, cortadas a rodajas y con un poco de azúcar por encima. Era muy simple y muy apreciado. En esa época nos conformábamos con poca cosa.....eran tiempos de "Conguitos" "Palotes" y "Caramelos Sugus".
Un abrazo y buen fin de semana.-

Rosa dijo...

Hace muchos años y ahora, porque yo lo hago todos los años, asadas en el horno y luego peladas y con azucar por encima de las rodajas, tambien compota con palos de canela y este pastel que lo hacia mi madre muy parecido y que no sabes como me gusta, de mis preferidos sin ningun genero de dudas.
Me gusta el sabor pero el color me priva, que bonitas son!!. Besos

Bernardo Romero dijo...

Bueno, las batatas así las hemos comido todos más o menos igual. En casa se cortaban a la mitad y a lo largo, lavadas y con su piel. Se les ponía azúcar y canela y al horno con ellas. Pasadlo bien el fin de semana, yo me largo a ver si mañana tempranito no llueve mucho y cojo algunas setas.