viernes, 8 de enero de 2016

Una de indios


Muy fácil y con un resultado brutal. Simplemente una advertencia previa, limpiar los riñones eliminando la ternilla blanca del interior, trocearlos y dejarlos en agua con un poco de vinagre diez minutos más o menos. Volver a lavarlos y escurrirlos bien.
Riñones al curry
Salteamos en una cazuela cebolla, un diente de ajo, tomate sin piel ni pepitas (yo en esta ocasión he empleado unos tomatitos sherry porque se me estaban estropeando, no por otra cosa), manzana, tomillo, perejil, culantro y una poca de sal porque luego viene el caldo que ya lleva la suya. En seis o siete minutos el sofrito, a fuego lento, estará ya terminado.
Añadimos entonces caldo de pollo o del puchero y curry. Bueno, el curry primero, lo integramos en el refrito y luego el caldo.
Salteamos los riñones en una sartén, los apartamos, los rociamos con limón y los echamos a la salsa que se estará formando en la cazuela. Probad de sal. Ea, po ya está, fácil y más o menos rápida. Servid con arroz basmati y no veas como vais a quedar con cuatro perras que os habéis gastao. Condiós, o como diría un indio, jau rostros pálidos.

1 comentario:

Paulina on the road dijo...

Que chulo!! Me encanta el articulo! En otoño del año pasado visité El Rocío...me pareció una cuna de la identidad andaluza. Le he dedicado un pequeño post, espero que os guste: http://paulinaontheroad.blogspot.com.es/2015/12/el-rocio-craddle-of-andalusian-folklore.html

Muchas gracias,
Paulina